Ciudad Real Club Bonsai

Cotoneaster

Cotoneaster (Cotoneaster Horizontalis)

Dependiendo de la definición usada existen entre 70 y 300 especies de CotoneasterLa mayoría de las especies son arbustos a partir de 0,5 hasta 5 m de alto, variando sus portes desde las plantas de tallos rastreros por tierra, a las que trepan para erigirse como arbustos; algunos, como el C. frigidus, son pequeños, otros son árboles de hasta 15 m de altura y de 75 cm de diámetro de tronco. Las especies de porte pequeño son sobre todo plantas alpinas que crecen en las zonas de alta montaña (e.g. C. integrifolius, que crece de 3000 a 4000 m en el Himalaya), mientras que las especies más grandes, arbustos y árboles, se encuentran en las altitudes más bajas.

Los tallos (troncos) son dimorfos, con los tallos largos produciendo el crecimiento estructural de la rama, y los tallos cortos encargándose de llevar las flores.

Las hojas se disponen de forma alterna, de 0.5 a 15 centímetros de largo, de ovadas a lanceoladas, enteras. Dependiendo de la especie son siempre verdes, semi-perennes o caducas.

Las flores se producen en el extremo de los tallos, en solitario o dentro de un corimbo de hasta 100 juntas; son de un diámetro de 5 a 10 milímetros, y tienen cinco pétalos, de color blanco crema en un inicio para pasar a color rosa, de 10 a 20 estambres y hasta cinco estilos.

La fruta es un pomo con un diámetro pequeño de 5 a 12 milímetros, rojo brillante cuando está maduro, conteniendo de una a tres y, en raras ocasiones, hasta cinco semillas.

Estas plantas son muy adecuadas como bonsáis para los que se inician en este arte, ya que originalmente tienen hojas pequeñas y un tronco fácilmente modelable. El crecimiento es muy rápido por lo que enseguida se aprecian los primeros resultados.

– Nombre científico: Cotoneaster interregima, Cotoneaster microphylla, Cotoneaster horizontalis, Cotoneaster Coccinea.

– Nombre común o vulgar: Cotoneaster

– Familia: Rosaceae.

– Origen: Europa, África del Norte, Asia.

– Poda y limpieza: Eliminar hojas, flores y frutas secas. Si la planta ha echado mucho fruto, se deben quitar parcialmente para no debilitarla. En el mes de junio se deben reducir las ramas nuevas a solamente dos nudos. En los meses de marzo y septiembre se vuelven a podar las ramas para darle al árbol un aspecto denso y compacto. Es en marzo cuando se le aplica la poda de modelado, reduciendo las ramas principales con cortes siempre oblicuos.

– Posición: Soportan tanto estaciones muy calurosas como muy frías. Necesitan luz solar directa y aunque pueden permanecer en la semi-sombra, se resentirá su crecimiento si no reciben la suficiente insolación. Al igual que las plantas plantadas en el jardín, pueden pasar el invierno al aire libre, donde llegan a soportar temperaturas inferiores a -6°C. Se deben proteger de los fríos vientos invernales.

– Trasplante: Se suelen trasplantar cada 2 o 3 años (debido a su rápido crecimiento) cortando al menos una tercera parte de las raíces. Estos árboles combinan bien con macetas de arcilla oscura, pues crean un contraste entre las flores claras y las hojas verde oscuras.

– Substrato: No presentan grandes especificidades en cuanto al substrato. Se recomienda una mezcla estándar de 1/3 de tierra vegetal, 1/3 de humus y 1/3 de arena de río. Debe asegurarse un buen drenaje, en especial en macetas altas.

– Alambrado: Es importante alambrar las ramas principales y el tronco antes de que aparezcan los abundantes brotes. En estos árboles siempre se debe utilizar raffia para proteger las frágiles (blandas) ramas que enseguida se quedan marcadas con feas cicatrices.

– Riego: Frecuentemente, ya que el crecimiento es muy activo y por lo tanto consume mucha agua. No se debe inundar el substrato pero si es recomendable mantenerlo siempre húmedo. Es conveniente dejar que se seque la tierra entre riegos, en caso contrario las raíces podrían podrirse parcialmente. Si se vaporiza la planta a menudo se incrementará el ritmo de crecimiento, además de evitar afecciones por parásitos.

– Abonado: En primavera y otoño, ligeramente en verano. De esta forma se asegura un crecimiento constante sin sobrealimentar la planta.

– Enfermedades: Sensible a los pulgones que afortunadamente son fáciles de combatir, eliminándolos manualmente. Si esto no fuese suficiente, sumergir el árbol entero durante algunas horas. Si persiste la plaga, aplicar una dosis muy suave de Folithion anti-pulgón.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: