Ciudad Real Club Bonsai

Ciruelo Negro

Ciruelo Negro (Prunus Pisardii Nigra)

Prunus

Originario de Oriente Medio (Irán), se introdujo en Europa a finales del siglo pasado. Como su nombre indica “prunus” es un ciruelo. El P. pissardii existe en dos formas: artropurpúrea y nigra. Los P. pissardii nigra son de hojas purpúreo oscuro y de flores de una delicadísima tonalidad rosada. Este es un árbol muy popular, por su temprana floración, de entre 6 y 15 m de altura.

Se han desarrollado diversos cultivares por su follaje purpúreo y flores rosadas. Estas formas de follaje purpúreo también dan frutos de color púrpura oscuro. Presenta hojas caducifolias de entre 4 y 6 cm de longitud, con los bordes aserrados, los ápices agudos, glabras, salvo el nervio central en el envés y de color morado oscuro.

Es uno de los primeros árboles europeos en florecer en primavera. Las flores son blancas, de entre 1,5 y 2 cm, con cinco pétalos. El fruto tiene forma de drupa de entre 2 y 3 cm de diámetro y de color amarillo o rojo; es comestible; y alcanza la madurez a principios del otoño.

En la zona mediterránea florecen desde mediados de febrero a principios de marzo y lo hacen conjuntamente con la emisión de los primeros brotes, por lo que sus copas muestran un hermoso colorido rosado entreverado de púrpura.

Algunas flores pueden dar lugar a pequeñas ciruelas, también de color purpúreo de sabor agradable y comestibles.

– Nombre científico: Prunus Pisardii Nigra

– Nombre común: Ciruelo Negro

– Familia: Rosaceae

– Posición: Soporta muy bien las bajas o las altas temperatura, por lo que su situación habrá de ser necesariamente a pleno sol. Si está ubicado en un lugar de poca luz sun brotes se vuelven lacios y verdosos.

– Poda y pinzado: Admite perfectamente las podas drásticas de ramas y de raíces, siempre que se realicen antes de brotar (enero-febrero). El pinzado debe realizarse –como en la mayoría de los árboles de hoja caduca dejando alargar los brotes hasta ocho o más hojas y cortar dejando solamente una o dos.

– Defoliado: El defoliado se realizará única y exclusivamente en árboles vigorosos y jóvenes. El mejor momento para realizarlo es durante los meses de junio y julio.

– Alambrado: Se hará en los meses de junio y julio en las ramas nuevas pues serán maleables y nos permitirán dar curvatura. Si se alambra en invierno será con muchísimo cuidado pues las ramas estarán frágiles.

– Substrato: Admite diferentes mezclas de substratos pero prefiere aquellos que guarden la humedad, sean ricas en nutrientes y tengan un buen drenaje.

– Propagación: Es fácil de reproducir por estacas bien lignificadas que se siembran en invierno. También se presta al acodo.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: