Ciudad Real Club Bonsai

Defoliación-hormonas-ficus

Foto de Eduardo Mourão Guedes publicada en Indonesian Bonsai Society, encontrada en el Facebook de Tae kukiwon bonsai.

Este post de hoy ha surgido a raíz de la lectura asidua que hacemos del blog Adam’s Art and Bonsai Blog, escrito por el artista del Bonsái Adam Lavigne.

En dicho post (genial a nuestro juicio) se explica detalladamente el papel que juegan las hormonas en el desarrollo de un árbol y cómo podemos “manipularlo” a través de la técnica de la defoliación para nuestro beneficio.

… Existen algunos profesionales del Bonsái que dicen, razonablemente, que eliminar todas las hojas de un árbol tal vez no sea lo mejor, esto es al menos en términos horticulturales. Desde un punto de vista de sentido común, es una posición razonable. Incluso un astrofísico podría deducir que un árbol sin hojas no funciona muy bien, por la fotosíntesis y esas “cosas”. Sin embargo, he observado que los resultados de una defoliación bien realizada, en tiempo y en árboles saludables funciona perfectamente. De manera que este post hablará directamente de hormonas y como influyen en la defoliación.

Inicialmente, las imágenes de los árboles antes de defoliar:

Podocarpus-Macrophyllus.

Fig. 1. Podocarpus Macrophyllus.

Podocarpus-Macrophyllus.

Fig. 2. Podocarpus Macrophyllus.

En caso de que no lo sepáis, existen varios tamaños para las hojas de los Podocarpus. Estas son de la variedad de hojas grandes.

Podocarpus-Macrophyllus-Hojas

Fig. 3. Hojas de dos variedades de Podocarpus Macrophyllus.

Esta última imagen pertenece a otro post sumamente interesante llamado: “Rediseño y Tallado de un Podocarpus“.

En cualquier caso, en este post se practicarán dos técnicas de defoliación en el árbol de la Fig. 1. La primera será cortar casi totalmente las hojas y la segunda consistirá en sólo cortar la punta de crecimiento de la rama. Esta segunda técnica se le aplicó en su totalidad al árbol de la Fig. 2.

Podocarpus-Macrophylla-Defoliación

Fig. 4. Podocarpus de la Figura 2 defoliado. Se busca crear una buena ramificación.

La segunda técnica de defoliado (sólo cortar la punta de crecimiento de la rama) se emplea para incrementar la longitud y el ancho e se traduce en defoliar el árbol dejando intacta la punta de crecimiento de la rama.

Técnica-Defoliado-Punta-Crecimiento

Fig. 5. Segunda técnica de defoliado. Arriba, vista global de la rama. Abajo, acercamiento a la punta de la rama.

Ya sabía que ambas técnicas funcionaban, pero no sabía el por qué. Me avergüenzo de no haber preguntado nunca ¿Por qué? Bueno, ahora entraremos en ello.

Existen cinco tipos fundamentales de hormonas: Las auxinas, citoquininas, giberelinasácido abscísico y gas etileno. Existen otras más y de hecho hay diversas variedades para cada hormona (a excepción del etileno). Sin embargo, hoy sólo hablaremos de las que verdaderamente importan o al menos de aquellas que ayudan a probar mi argumento.

Auxinas

Todos conocen estas. Es la hormona responsable de la dominancia apical y el fototropismo. Se sintetiza en las puntas de crecimiento y viaja hacia abajo (usando energía, debería añadir). Activa el proceso de diferenciación de los tejidos vasculares. Además, en conjunción con la citoquinina, es la responsable del saneamiento de las heridas.

Citoquininas

Provienen de las puntas de las raíces y viajan hacia arriba, de la misma manera en que lo hace el agua y no usan energía para ello.Promueven la división celular, pero necesitan de las auxinas y por ello trabajan en tándem.

Giberelinas

Son cómo una mezcla que se encuentra entre las auxinas y las citoquininas. Promueven la división celular y la elongación de las células. Usualmente también el crecimiento de los tallos entre los nodos. Se encuentran en las hojas y en las puntas de las yemas.

Ácido Abscísico

Técnicamente todas las hormonas son ácidos, de manera que no estoy seguro de por qué han añadido la palabra ácido delante de esta… Se forma en las puntas de las yemas pero su trabajo es inhibir el crecimiento celular, por ejemplo, cuando un árbol ha de entrar en el estado de latencia. También trabaja en conjunción con el etileno para cerrar los estomas cuando el árbol está muy seco o para dejar caer hojas bajo condiciones de estrés. Estimula, además, el crecimiento de las raíces cuando el agua está en escasez.

Gas Etileno

Si sabéis un poco de tomates y plátanos verdes, entonces saben del etileno. Es el responsable de la maduración de las frutas; pero en el caso que nos ocupa vegetativamente, impide el crecimiento. Se crea cuando, de algún modo, se dañan las hojas de los árboles; ya sea por trauma mecánico, insectos o enfermedades.

Un apunte rápido… Cuando hablamos de hormonas en las plantas, lo hacemos refiriéndonos a pequeñas cantidades. Por ejemplo, si tomamos dos variedades de auxinas, las mezclamos y las dispersamos por en un bosque o una jungla en cantidades masivas, no lograremos una jungla de árboles monstruosamente altos. Esta mezcla se conoce como Agente Naranja y lo que verdaderamente obtendríamos sería un vertedero. En realidad, las hormonas en altas concentraciones son tóxicas para las plantas (y para los pájaros, los mamíferos, el hombre y todo lo demás)… ¡incluso aunque sean elaboradas por las plantas!

Pero antes de continuar… Algunas notas para aquellos que pasan de las palabras y prefieren las imágenes. Mis notas para el post de hoy, que demuestran que he estudiado:

Hormonas-Notas-Apuntes

Fig. 6. Notas originales de estudio del autor del post.

Algunas imágenes del árbol:

Podocarpus-Rama

Fig. 7. Izquierda, una rama del primer árbol. Derecha, antes de cortar las hojas.

La imagen de la derecha, donde está mi mano, representa la rama que es más joven que el resto. Es una rama importante, necesaria para rellenar el área en que se encuentra y por tanto debe madurar rápidamente. La forma de lograr esto es defoliar todo, excepto las yemas terminales. Esto funciona de la siguiente manera:

Al no podar la yema terminal se mantiene la auxina intacta, esto promueve el alargamiento y como no estoy tocando las raíces, el suministro de citoquinina se mantiene estable. Esto a su vez mantiene la proporción de auxina en un estado ideal, promueve la división celular y por tanto el aumento del ancho de la rama. El daño (la poda) libera gas etileno que en presencia de la auxina, suprime el crecimiento lateral. La falta de giberelinas (que se encontraban en la hojas que han sido defoliadas) mantiene los internodos más cortos. El etileno disminuye y las giberelinas también.

Defoliación-Rama-Podocarpus

Fig. 8. Vista en perspectiva de la rama a la que se le aplica la técnica descrita.

Esta técnica la he aprendido de Jim Smith y ha sido confirmada por generaciones de agricultores de árboles que intentan que sus árboles sean más altos y más gruesos tan rápido como sea posible.

De vuelta a mi técnica de defoliación… En un árbol saludable y en el momento oportuno (esto depende de la especie) defoliaría y cortaría las yemas terminales. ¿Esto que provoca? Aumenta la ramificación, disminuya la distancia internodal y disminuye el tamaño de las hojas. ¿Cómo? ¿Por qué?

Bueno, aquí va la explicación… Será la mas grande de la historia del Bonsái o la defensa más fácil e ignorante jamás presentada de mi técnica. He aquí un diagrama pobremente ilustrado de nuestra hormona verde:

Diagrama-hormonas-defoliación-trasplante

Fig. 9. Diagrama que muestra lo que sucede cuando se defolia y se cortan las puntas, sin haber trasplantado el árbol.

Primero, se ha eliminado la punta de crecimiento, de manera que la acción de la auxina se ha detenido. Ya no hay más elongación de la rama, pero dado que aún tenemos raíces produciendo citoquininas, ellas realizan su trabajo y promueven la división celular. Esto es brotación trasera. Los efectos del etileno (impedir el crecimiento) también se ve disminuido por la falta de auxinas. Las giberelinas, que causan la elongación de los tallos (los espacios internodales), también disminuyen debido a la defoliación; por tanto se obtienen internodos más cortos, que en definitiva es lo que deseamos en las ramas.

El ácido abscísico, que se crea en las yemas de las hojas y es el responsable de la latencia, se ve disminuido por la defoliación y su acción se detiene. Pero el ácido abscísico presente en las raíces se mantiene intacto. Lo mismo ocurre con las citoquininas que también se sintetizan en las raíces. Ahora pueden realizar su trabajo y promueven la división celular y la brotación trasera, dado que la auxina ya no se encuentra bloquendo sus acciones.

El gas etileno ralentiza el crecimiento y por tanto obtenemos hojas más pequeñas. En definitiva, para aquellos internautas que piensan que esto es demasiado largo para leer: la defoliación provoca brotación trasera, internodos más cortos y hojas más pequeñas.

No obstante, he aquí una advertencia… El árbol ha de estar saludable, pues hará todo lo posible para hacer lo que las hormonas le están diciendo que debe hacer. Si el árbol no está saludable o le falta la energía, se matará a si mismo con este esfuerzo.

La defoliación ha de realizarse en el momento adecuado y la frecuencia con que se hace importa. Por ejemplo: un caduco debe defoliarse a mitad del verano, después de que las hojas de la primavera se han endurecido. Usualmente sólo una vez en el verano, a menos que se haga al principio y el final del verano; pero sólo si la estación de crecimiento en la que estáis es lo suficientemente larga y la latencia invernal es lo suficientemente grande.

Una especia de hoja ancha perenne debe defoliarse a principios de la primavera y después de un trasplante (esperen… ¿Un trasplante?… No se preocupen, ya llegaremos a ello dentro de poco) y a mediados del verano. Luego, dependiendo de vuestro clima, a principios de otoño (en mi caso puedo hacerlo, pero tal vez ustedes no. Mi invierno comienza a mitad de Enero y dura hasta finales de Febrero).

Con los árboles tropicales puedo, en ocasiones, defoliar hasta cuatro veces en el año. Todos ustedes que están en el frío norte podrían hacerlo dos veces o quizás tres. ¡Vengan a la Florida, que la vida es fácil!

Antes mencioné el trasplante con las especies de hoja ancha perenne en la primera sesión de defoliación. Al cortar las raíces en esa ocasión, ralentizamos la síntesis de citoquininas, que a su vez ralentiza la división celular, reduce los efectos del etileno y por tanto reduce también la acción del ácido abscísico (que se crea tanto en las yemas de las raíces, como en las de las hojas). Básicamente, estáis manteniendo las hormonas balanceadas. Esto mitiga el estrés del árbol y lo deja crecer con normalidad después del trasplante.

He aquí el primer árbol después del trabajo realizado sobre él:

Defoliación-Podocarpus-Macrophyllus.

Fig. 10. Podocarpus Macrophyllus después del defoliado.

Se observa el sitio solitario en la parte superior derecha. Ahí es donde ha cortado casi todas las puntas, a excepción de esa rama solitaria.

Dado que es un poco difícil de ver lo que he hecho en esos Podocarpus, he aquí un Ficus donde se ve con más facilidad esta técnica.

Ficus-hormonas-defoliación

Fig. 11. Ficus para ejemplificar la técnica.

Este árbol, a principios de la primavera, se le cortó el tronco y se le trasplantó. Como lo veis ahora es después de una selección de ramas y una defoliación parcial.

Ficus-hormonas-defoliación

Fig. 12. Acercamiento a las ramas laterales del Ficus.

He dejado todas las puntas de crecimiento, pero necesito ralentizar el crecimiento en algunas ramas. De manera que aplicamos alambre y acortamos las ramas.

Ficus-hormonas-defoliación

Fig. 13. Ficus después del alambrado y el acortamiento de algunas ramas.

Si os habéis fijado, he doblado las puntas de las ramas hacia arriba. Esto ayuda a las auxinas a saber cuál es la dirección superior.

Esta rama que señalamos a continuación se está haciendo más gruesa que las demás, por lo tanto un recorte la colocará otra vez en su lugar.

Ficus-hormonas-defoliación

Fig. 14. Rama del Ficus demasiado gruesa.

Una cosa más sobre las hormonas… Las hormonas están influenciadas por la temperatura y la luz. La auxina es la responsable del fototropismo, esto es una planta que crece hacia la luz (o se aleja de la oscuridad). Los científicos no están muy seguros del cómo o el por qué, principalmente debido a que la cantidad de las hormonas en una planta es tan baja que es difícil de estudiar. La mayor parte de lo que saben proviene de estudiar plantas mutantes que pueden carecer de la capacidad de crear cierta hormona y por tanto se la añaden a la planta en cuestión. Un buen ejemplo es una planta enana que carece de giberelinas, que al añadírselas crecerá de manera normal.

Igualmente temperaturas bajas o altas ralentizan la acción de las hormonas. Las condiciones de sequía también influencian a las hormonas y en especial al ácido abscísico.

¿Así es que después de leer todas esas palabras (porque las habéis leído ¿cierto?) que hemos aprendido de toda esta ciencia? Bueno, si sois lectores del blog ya conocíais esas técnicas, pero ahora ya sabéis además el qué y el por qué de la batalla hormonal que ocurre “Detrás de la Puerta Verde” de las hojas y ramas de nuestros árboles.

Los términos y frases son realmente superficiales para causas y los efectos que la mayoría de las personas que hacen Bonsái. En definitiva, con esto es con lo que debemos quedarnos:

La defoliación, con o sin la poda de las puntas de crecimiento, tiene un impacto definitivo y mensurable sobre las plantas que trabajamos. Siempre debemos tener cuidado en cuanto al momento, la frecuencia y la salud de la planta en la que la aplicamos. Esta es una técnica válida en el entrenamiento del Bonsái que funciona, predeciblemente, si las precauciones anteriores se tienen en cuenta.

Si os habéis gustado este post tanto como a nosotros, recordad que sólo debéis visitar el blog de Adam (enlace al principio del post). Igualmente, agradecemos al autor haber cedido tan amablemente esta entrada de su blog, arrojando tanta luz sobre el funcionamiento de las hormonas en nuestros árboles.

Esto es todo… ¡Hasta la próxima entrada!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: