Ciudad Real Club Bonsai

Estilo Balsa (Ikadabuki)Este estilo lo podemos encontrar en la naturaleza cuando un árbol es derribado a causa del viento, una inundación, un deslizamiento de tierra, una avalancha, un terremoto o cualquier otro tipo de fenómeno natural. El tronco es aplastado contra la superficie de la tierra y posiblemente todo el tronco, o al menos una porción de él, es cubierta por el suelo.

De tal manera que el tronco no se separa de las raíces y tanto él, como las ramas que lo formaban inicialmente, continúan recibiendo el sustento de todo (o parte de) el sistema original de raíces. Las ramas de la parte superior del tronco horizontal continuarán creciendo y eventualmente se convertirán en troncos, mientras que se formarán más raíces a todo lo largo de aquellas porciones del tronco original que fueron cubiertas por la tierra. Generalmente el sistema de raíces original se atrofia y termina desprendiéndose. Así, a medida que los nuevos árboles se desarrollan, el tronco original asume las características de raíces superficiales o expuestas.

Los Bonsais modelados en estilo “Balsa” pueden presentar  sus troncos como una línea recta o en una forma sinuosa. El objetivo es brindar la impresión de la existencia de un grupo separado de árboles, aunque se trate en realidad de las ramas de un árbol que ha sido derribado.

La variante que emplea la línea recta (Balsa recta), presenta todos sus árboles alineados. Aquí se entrenan las ramas para que crezcan dirigidas directamente hacia arriba, alejándose del tronco original. A continuación cada rama se modela de forma que parezca un árbol individual.

La otra variante de este estilo (Balsa sinuosa) posee la característica de que el tronco original es ondulado o sinuoso sobre el suelo. También puede cumplir está peculiaridad si el tronco es alambrado y doblado consecuentemente sobre el sustrato.

Captura de pantalla 2015-12-27 a la(s) 10.18.16

Fig. 1. Árbol en estilo Balsa creado de forma natural, por Taman Bonsai.

En estas dos variantes del Estilo Balsa, la parte del tronco que está expuesta al suelo desarrolla raíces. El sistema original de raíces se deja, o dependiendo del tipo de Balsa, puede reducirse o incluso eliminarse. Esto se realiza siempre que los troncos/ramas hayan generado sus propias raíces y estas a su vez sean capaces de sostener la vida de toda la nueva estructura.

Modelando un Bonsai en Estilo Balsa Recta

  1. Los Juníperos son buenos candidatos para este estilo. Seleccione uno que tenga un tronco recto y muchas ramas en al menos un lado del tronco.
  2. Determine cuán largo será el tronco horizontal y consiga una caja, maceta o recipiente que sea lo suficientemente largo para contenerlo.
  3. Elimine todas las ramas que crezcan hacia abajo o que se originen en lo que será el “fondo” del tronco. También elimine las ramas restantes que no serán empleadas en el diseño.
  4. Alambre cada una de las ramas restantes.
  5. Elimine la corteza y el cambium a lo largo de la parte inferior del tronco horizontal. Rocíe con hormona enraízante todas aquellas áreas que han sido despojadas de la corteza y el cambium.
  6. Plante el árbol en una mezcla de substrato de propósito general. Cubra todo, de forma que solamente las ramas verticales queden expuestas. Asegure firmemente el árbol con alambre. Mantenga el tronco horizontal cubierto.
  7. Alambre y modele las ramas verticales de manera que parezcan árboles individuales.
  8. A medida que se formen las raíces en la parte inferior de aquellas ramas horizontales que se dejaron, reduzca el tamaño del sistema de raíces original.
Captura de pantalla 2015-12-26 a la(s) 16.42.33

Fig. 2. Magnífico ejemplo de un Bonsái modelado en Estilo Balsa Sinuosa por John Pit.

Modelando un Bonsai en Estilo Balsa Sinuosa

  1. Los Juníperos son buenos candidatos para este estilo. Seleccione uno que tenga un tronco ondulado o un tronco que pueda ser doblado en una serie de curvas. También deberá tener muchas ramas en al menos un lado del tronco.
  2. Determine cuán largo será el tronco horizontal y consiga una caja, maceta o recipiente que sea lo suficientemente largo para contenerlo. Recuerde además permitir una profundidad suficiente para el sistema de raíces original.
  3. Decida donde va a plantar los nuevos “árboles”. Esto determinará si las ramas crecerán directamente saliendo del tronco o si serán inicialmente horizontales y luego verticales.
  • Si el tronco presenta una curvatura suficiente, las ramas que forman los nuevos árboles pueden crecer verticales y estar directamente por encima del tronco curvado.
  • Si no existiese una curvatura suficiente del tronco o se desea una mayor dispersión de los nuevos árboles, las ramas pueden modelarse para que crezcan inicialmente de manera horizontal, haciendo balsas secundarias, y luego pueden doblarse y entrenarse verticalmente como nuevos árboles.
  1. Elimine todas las ramas que crezcan hacia abajo o que se originen en lo que será el “fondo” del tronco. También elimine las ramas restantes que no serán empleadas en el diseño.
  2. Alambre el tronco y dóblelo en la forma deseada.
  3. Alambre cada una de las ramas restantes y colóquelas en su nueva posición. Alambre las ramas principales y comience el diseño del nuevo “árbol”.
  4. Elimine la corteza y el cambium a lo largo de la parte inferior del tronco horizontal. Rocíe con hormona enraízante todas aquellas áreas que han sido despojadas de la corteza y el cambium.
  5. Plante el árbol en una mezcla de substrato de propósito general. Cubra todo, de forma que solamente las ramas verticales queden expuestas. Asegure firmemente el árbol con alambre. Mantenga el tronco horizontal cubierto.
  6. A medida que se formen las raíces en la parte inferior de aquellas ramas horizontales que se dejaron, reduzca el tamaño del sistema de raíces original.

Resumen

Los árboles con un estilo Balsa natural se encuentran en la naturaleza al ser creados por una amplia variedad de circunstancias.

Un Bonsai modelado en estilo Balsa puede crearse empleando un tronco recto con ramas que se proyectan verticalmente o bien con un tronco sinuoso cuyas ramas se proyectan verticalmente o que inicialmente se modelan en horizontal y luego en vertical para crear un bosque de árboles.

A medida que las porciones horizontales del tronco y/o ramas desarrollan raíces, el tamaño del sistema de raíces original puede reducirse consecuentemente.

Nota:

El Bonsái de la imagen de la portada pertenece a Matyie Che Makhtar.

El texto de esta entrada corresponde a una conferencia de Bonsai Culture Group Malta.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: