Ciudad Real Club Bonsai

Follaje-PinoEl follaje es uno de los elementos principales empleados en el diseño de un Bonsái. El tamaño y la posición del follaje en las extremidades son de gran importancia al crear la representación deseada. Casi siempre es útil que el follaje sea pequeño y esté en escala con el tamaño del diseño. Distribuir apropiadamente el follaje en las ramas, y no solamente en las puntas, es de vital importancia en la mayoría de los diseños. Las características naturales de crecimiento de los pinos hacen que la gestión del tamaño y la localización de los racimos de agujas (follaje) constituyan un reto más desafiante que en el caso de los árboles caducos.

Manejar el follaje de un Bonsái de pino no es difícil de por sí. La dificultad yace en el hecho de que para que las técnicas de control de agujas demuestren su efectividad pueden pasar dos o tres años. Por tanto, se requiere que el entusiasta o artista del Bonsái posea una cierta dosis de auto-disciplina y paciencia, si quiere mantener en su Bonsái de pino el mejor follaje posible.

Este artículo examina las técnicas de control de agujas para aquellos pinos que se encuentran comúnmente en las colecciones de Bonsáis, en las regiones templadas: Scots (Pinus Sylvestris), Japonés Blanco (Pinus Parviflora), Mugo (Pinus Mugho), Ponderosa (Pinus Ponderosa) y el Japonés Negro (Pinus Thunbergi).

Las técnicas de reducción y posicionamiento del follaje en los árboles caducos son muy similares en la mayoría de las especies. El foco tiende a centrarse en períodos cortos durante la estación de crecimiento con la certeza de que todo el follaje caerá en otoño y que el próximo año presentarán una nueva hornada de follaje que permitirá un comienzo nuevo.

Yemas-Agujas-Pinus-Sylvestris

Fig. 1. Pinus Sylvestris a) Nuevas yemas en formación, b) Nuevas agujas en formación.

Los pinos son un poco más interesantes porque sus agujas persisten a lo largo de dos o tres años. Esto quiere decir que se necesita un mínimo de dos o tres años para que los pinos muestren todos los efectos de estas técnicas aplicadas apropiadamente al diseño del tamaño y la posición del follaje. Esto no representa mucho tiempo en la vida de un Bonsái, pero puede parecer desagradablemente largo para aquellos de nosotros que somos muy impacientes. Interés adicional aporta el hecho de que las técnicas de reducción de agujas en el Pino Negro son bastante diferentes a las que se usan en la mayoría de los otros pinos.

Ciclo de Crecimiento de las Agujas en los Pinos

Aunque se ha escrito mucho sobre el control del follaje de los pinos, muchos aún permanecemos confusos. La confusión tiene menos que ver con la complejidad de las técnicas en sí, que con el hecho de que existe una falta de definiciones claras de los términos empleados para describir dichas técnicas. Para ayudar a entender las definiciones específicas que se discuten aquí, se describirá antes el ciclo anual de crecimiento de los pinos, haciendo hincapié en la producción de nuevas agujas.

Las Yemas de los Pinos

Las yemas de los pinos se organizan en racimos en la punta del crecimiento del año anterior. Puede ser que solo haya una yema o tantas como siete u ocho yemas en el extremo. Cada yema presenta una forma aovada cubierta de pequeñas escamas y ligeramente puntiaguda en la punta exterior. Una de las yemas normalmente será mucho más grande que las otras del racimo. En la mayoría de los casos, esta yema dominante se encontrará en el centro del racimo. Cuando las temperaturas y las condiciones de iluminación sean las correctas, las yemas comenzarán a hincharse. A medida que cada yema se hincha, sus pequeñas escamas se alargan y se hacen más distintivas. Un poco de color verde puede observarse en la yema, donde antes no era visible en la estación de latencia.

Las Velas de los Pinos

A medida que el calentamiento primaveral continúa, las yemas pierden su forma característica y se alargan, convirtiéndose en velas. Las velas son crecimientos cilíndricos que se forman a medida que las escamas y el núcleo central de las yemas se hacen más largos. En este punto, la yema deja de existir, y se ha transformado en una vela. Las velas en su mayoría crecen en longitud a partir de las puntas. En dependencia del vigor de la planta, una vela puede crecer hasta más de 60 cms de longitud en el período de expansión, que suele durar entre dos y tres semanas.

Agujas-Pinus-Sylvestris-Pinzado

Fig. 2. a) Pinus Sylvestris, Velas pinzadas en crecimiento, b) Pinus Thunbergi, Vela alargándose.

Las Agujas de los Pinos

A medida que la vela se alarga, cada escama se transforma en un racimo de agujas, cinco agujas por racimo en los Pinos Blancos Japoneses y dos agujas por racimo para el Sylvestris, Pinos Negros Japoneses y para los otros pinos en discusión. Un racimo de una sola aguja puede considerarse como una sola hoja de un pino. Las agujas son muy pequeñas cuando comienzan a emerger de las escamas, esto le brinda a la vela un aspecto espinoso. En un par de semanas las agujas alcanzarán su tamaño maduro final.

Los Brotes de los Pinos

A medida que las agujas se alargan, se alcanza un punto donde la forma de la vela se pierde y la totalidad del crecimiento nuevo se denomina brote. Un brote está formado por todos los racimos de agujas y los tallos que los soportan que han emergido a partir de una sola yema.

Cuando los racimos de agujas en la punta del brote alcanzan su tamaño definitivo, un pequeño comienzo de yemas para el próximo año aparece en la punta del brote. Coincidentemente, el color translúcido verde primaveral de las agujas se oscurece. En este punto del ciclo anual, las agujas se han “endurecido”; un término que significa que las agujas ya están maduras y no volverán a incrementar su tamaño. Lo que resta de la temporada de crecimiento se emplea por las agujas en conducir la fotosíntesis que provee la energía que alimenta las necesidades del árbol. Durante la última parte del verano, las yemas del próximo año aumentan su tamaño y número de acuerdo a las condiciones de crecimiento.

Pinus-Thunbergi-Vela-Brote

Fig. 3. Pinus Thunbergi a) Formación de una nueva y vigorosa vela, b) Cortando un brote para desarrollar agujas cortas.

Normalmente, más ningún crecimiento ocurre hasta que el ciclo vuelva a repetirse al año siguiente. Los racimos de agujas persisten por un mínimo de dieciocho meses, e incluso a veces por más tiempo. En cualquier momento, las agujas más nuevas se encuentran más cercanas al extremo de la rama.

Debido a las diferencias existentes en las condiciones de crecimiento, las agujas de los diferentes años pueden exhibir diferencias en tamaño, color, etc. Cuando el árbol ya no va a emplear más las agujas “viejas”, estas se vuelven color marrón y se caen del árbol. Esto pasa casi siempre en el otoño, pero también ocurre en menor grado en otros momentos.

Brotación Trasera

Antes de poner en práctica las técnicas de reducción de agujas, tiene que existir follaje en las posiciones deseadas en las extremidades. Las plantas caducas tienden a brotar el crecimiento nuevo con facilidad y rápidamente a partir de la madera vieja. Esto se propicia a través de métodos tales como la poda extrema.

Los pinos se inclinan mucho menos a brotar a partir de la madera vieja y ciertamente no lo hacen rápidamente, ni con facilidad. La brotación trasera o crecimiento adventicio ocurre principalmente a partir de agujas que no se han caído del árbol o en partes en las que la madera tiene una corteza muy fina.

La poda extrema, que elimina todo el follaje de las extremidades, normalmente producirá una brotación trasera exuberante en los árboles caducos. Esta misma operación aplicada a un pino (eliminación de todas las agujas) tendrá como consecuencia que no se formen yemas en esa extremidad y consecuentemente la muerte de la misma. Por tanto, para los pinos es de primordial importancia que las extremidades y las ramitas se mantengan con follaje cercano al tronco. Esto asegura la existencia de agujas que propicien el crecimiento adventicio de yemas, además de aquellas que aparecen anualmente en los extremos de los brotes de la temporada. Es muy difícil y toma mucho tiempo restaurar un pino cuyo follaje ha migrado por completo a los extremos de extremidades largas y delgadas.

Cuando surge la necesidad de crear la brotación trasera, una combinación de acciones propiciará el resultado deseado. Lo primero y más importante es brindarle al árbol la mayor cantidad posible de luz solar directa. Los pinos son amantes del sol y sufren grandemente si no se les proporciona el suficiente sol directo. La luz brillante no es suficiente.

Una sombra apreciable es una receta segura para un declive constante. La luz fuerte del sol propiciará la aparición de yemas en el centro de los racimos de agujas y ocasionalmente en la madera desnuda. Usualmente la mayor necesidad es lograr que las yemas adventicias aparezcan en la madera desnuda. Esto es más probable que ocurra en ramas jóvenes, pero también ocurrirá ocasionalmente en madera más vieja. La eliminación juiciosa de la corteza gruesa en la rama, sin dañar al cambium, parece mejorar la probabilidad de la brotación de yemas en la madera desnuda. Las ramitas que se alambran y doblan por razones de diseño, parecen ser ligeramente más propicias de lo habitual de producir yemas en la madera desnuda.

Varios métodos que involucran la eliminación de las agujas viejas se emplean para aumentar la exposición solar y por tanto incrementar la brotación trasera. Ciertamente deberían eliminarse todas las agujas muertas en la estación apropiada. El racimo ocasional de agujas verdes permanecerá en la ramita donde han muerto y caído la mayoría. Estos racimos de agujas persistentes no deben ser eliminados, dado que a menudo desarrollarán una nueva yema en su centro.

El alambrado y otros trabajos de entrenamiento deben realizarse cuidadosamente, de manera que no elimine o dañe estos puntos a partir de los cuales es muy probable que se desarrolle el nuevo follaje. El crecimiento nuevo surgido a partir de las yemas adventicias (aquellas yemas que no están localizadas en el extremo de la rama) es muy frágil durante un par de años y debe tratarse con cuidado hasta que logre algo de sustancia. Si se emplean técnicas para la eliminación de las agujas verdes, ya sea arrancándolas o cortándolas, la orientación de las yemas adventicias posiblemente sea mejor si las yemas que se orientan horizontalmente (izquierda y derecha) se salvan y las agujas que se orientan verticalmente (arriba o abajo) se eliminan. La técnicas de eliminación de agujas verdes son generalmente seguras en los muy vigorosos pinos negros Japoneses, pero deben emplearse escasamente en la mayoría del resto de los pinos.

Pinus-Thunbergi-Brotes-Velas-Yemas

Fig. 4. Pinus Thunbergi a) Brote eliminado para promover nuevas velas, b) Segundas yemas en formación, c) Segundo brote de velas nuevas, d) Segundo brote de agujas nuevas.

Las plantas fuertes y vigorosas son más capaces de proveer la energía necesaria para la brotación trasera. Una fertilización fuerte, después de que las agujas se hayan endurecido, ayuda al árbol a mantener una fortaleza óptima, mientras que no provoca ningún incremento en la longitud de las agujas. La estación de formación de yemas es a finales de verano y principios de otoño. Para brindarle un estímulo adicional en la formación de yemas, la aplicación de fertilizantes destinados a la estimulación de las raíces y la floración ha probado ser muy exitoso. Varios productos comerciales de este tipo están disponibles en los centros de jardinería. Se identifican por el número del medio inusualmente alto, el cual especifica el porcentaje de fosfato disponible. Un producto de proporciones 10-60-10 puede ser apropiado para usarse a finales de Agosto hasta la primera o segunda semana de Octubre.

Una tercera clave para promover la brotación trasera es entender el efecto significativo de las yemas existentes en la rama. Grandes brotes terminales en una rama suprimen sustancialmente el desarrollo de las yemas existentes más pequeñas, así como la esperanza de tener yemas adventicias cercanas al tronco.

Esto es una característica natural de una planta que necesita una fuerte luz solar en sus hojas para sobrevivir. En la naturaleza probablemente el follaje interior se encuentra sombreado, brindando poca energía al árbol a expensas de la energía gastada en crear dicho follaje. Las yemas exteriores son más susceptibles de producir los mejores resultados de competición por la luz solar, particularmente si son grandes y capaces de extenderse en mayor grado durante el crecimiento nuevo primaveral. Cuando se eliminan las grandes yemas terminales, el árbol desvía sus recursos del extremo y promueve todas las yemas de la rama en la misma medida. La eliminación de las yemas terminales, en especial las grandes, fomentará grandemente a las yemas más pequeñas, así como alentará la creación de nuevas yemas en cualquier otro lugar de la rama.

Esto puede realizarse en cualquier momento desde principios de otoño hasta finales de invierno. La eliminación a principios de otoño de la yema terminal apropiada parece tener un mayor efecto que la eliminación a finales de invierno, en la producción de nuevas yemas para la próxima primavera. La eliminación a finales de invierno usualmente crea yemas durante el final del verano subsecuente que se abrirán en la primavera del año siguiente. Esta eliminación es igualmente efectiva, pero demora la mayor parte del resultado deseado en una estación de crecimiento completa. Si una rama en particular parece especialmente fuerte en la punta, la eliminación de la yema terminal y de una parte de las agujas más nuevas también resulta ser efectivo. La eliminación juiciosa se emplea regularmente como una técnica de gestión de la energía para ecualizar la fortaleza de todas las partes de un Bonsái de pino.

Los pinos difieren en su habilidad de brotar traseramente a partir de la madera vieja en una manera confiable. Cuando se promueve adecuadamente, los pinos negros Japoneses, Scots, Ponderosa y Mugo (dos agujas por racimo) constituyen productores confiables de yemas adventicias en aquella madera que no es demasiado gruesa. La mayoría de los pinos blancos Japoneses (cinco agujas por racimo) son de lejos mucho menos sensibles. Debida a esta diferencia, los pinos blancos Japoneses son más difíciles de recuperar del descuido o de un cuidado inapropiado. El follaje de los pinos blancos Japoneses que ha migrado demasiado lejos del tronco puede requerir injertos para recuperar el estilo de Bonsái deseado.

Debe notarse que ciertos cultivares enanos del pino Japonés de cinco agujas, como el “Zuisho”, son mucho más entusiastas acerca del hecho de la brotación trasera y responden casi tan bien como las especies de dos agujas.

Zuisho-Pinus-Parviflora

Fig. 5. Velas en formación en un pino blanco Japonés “Zuisho”.

Y esto es todo por ahora… En este artículo hemos abarcado las técnicas necesarias que debemos aplicar para lograr la tan difícil Brotación Trasera en los Pinos. En la segunda parte de este artículo trataremos otras variantes o aspectos a tener en cuenta a la hora de controlar eficazmente el follaje de nuestros pinos. Esperamos que os haya gustado y que lo hayáis disfrutado. ¡Un fuerte saludo!

Detalles:

Fotos y artículo de: Julian R. Adams (Autor, instructor y exponente de Bonsáis de Lynchburg, Virginia) en International Bonsai 2005/No. 2.

Anuncios

Comentarios en: "Control del Follaje en los Bonsáis de Pino (Parte I)" (4)

  1. En serio? Ni un solo esquema explicativo? Una imagen vale por mil palabras. El artículo muy interesante pero creo que se queda muy cojo sin fotos, videos o dibujos que expliquen lo que se están diciendo.

    • Rodrigo, nos agrada mucho que le parezca interesante este artículo. A través de él pretendíamos arrojar las primeras luces sobre cómo debe tratarse el follaje de los pinos. En cualquier caso nos llevamos su sugerencia y le agradecemos su comentario. Un saludo.

  2. Gran artículo!!!
    Deseando leer la segunda parte!!!

    • Muchas gracias David! Nos alegra que te haya gustado. Y sí, espera la segunda parte que trae igualmente técnicas muy interesantes para controlar y diseñar lo mejor posible el follaje de nuestros pinos. Un saludo!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: