Ciudad Real Club Bonsai

Maceta-BonsaiUna cuestión que muchas veces nos trae de cabeza de este milenario arte es la relacionada con la maceta que debemos seleccionar para nuestros árboles. En ocasiones las dudas vienen propiciadas por la estética propia del arte, otras por la funcionalidad del tiesto a elegir, a veces los gustos personales son los que determinan y en otras muchas ocasiones los inconvenientes suelen ser de carácter presupuestario; de tal manera que los factores pueden ser varios. Así nos encontramos en ausencia de una guía fiel, o al menos lo más exacta posible, que nos brinde una serie de parámetros o criterios, que de seguirlos nos permitan lograr una correcta armonía entre nuestro Bonsái y su elemento externo: La Maceta.

Por estos motivos y buscando y desempolvando libros del baúl de los recuerdos hoy nos hemos encontrado con los consejos aportados por el inmenso John Y. Naka. A Naka no son muchos los que puedan disputarle el honor de Gran Maestro del Bonsái y por tal motivo podemos, y de hecho lo haremos, fiarnos de él como si sus palabras hubiesen estado escritas en piedra y fueran santas. Así es que aquí van sus pautas y recomendaciones:

En primer lugar hay que reconocer que nunca debemos transplantar primero y luego modelar nuestro árbol. Después de darle forma puede ser transplantado directamente a un recipiente para Bonsái, o provisionalmente a una maceta de entrenamiento. Siempre ha de tenerse presente que no se debe seleccionar la maceta primero y luego intentar entrenar el árbol para que armonice con el tiesto. Las raíces han de cortarse de acuerdo al tamaño y forma de la maceta.

Los colores aceptables para la mayoría de los árboles son el marrón, el gris o el terracota. Los recipientes mates, sin barniz y con suaves colores son los mejores para los perennifolios. Los recipientes esmaltados se emplean principalmente para los caducifolios.

Proporción-Árbol-Maceta-Alto-Ancho

Fig. 1. Proporción entre árbol y maceta. a) En cuanto a la altura, b) en cuanto al ancho.

  • En la mayoría de los casos, la longitud de la maceta debe ser un poco más de los dos tercios de la altura del árbol.
  • Si la altura del árbol es menor que su anchura, la longitud de la maceta se determina midiendo un poco más de dos tercios del ancho del árbol. La longitud de la maceta nunca debe ser la misma que la altura o el ancho del árbol.
Proporción-Árbol-Maceta-Profundidad-Lateral

Fig. 2. Proporción entre árbol y maceta. a) En cuanto a la profundidad, b) en cuanto al ancho en vista lateral.

  • La profundidad de la maceta debe ser proporcional al tronco del árbol, excepto en los árboles en cascada o en los de troncos múltiples. Los árboles recolectados en la naturaleza requieren un consideración extrema de la condición de las raíces, especialmente si tienen raíces pivotantes, largas y gruesas.
  • El ancho de la maceta debe ser un poco menor que el ancho de las ramas, a ambos lados del árbol. Una vez seleccionada la longitud, el ancho está determinado por el ceramista.
Árbol-Maceta-Estilo-Carácter

Fig. 3. Relación entre árbol y maceta. a) En cuanto al estilo, b) en cuanto al tronco.

  • La forma de la maceta debe estar relacionada al estilo, a la forma o al carácter del árbol. Los árboles de tronco recto se equilibran mejor con una maceta rectangular.
  • Los troncos curvados o de líneas suaves lucen mejor en un recipiente ovalado, redondo, de esquinas redondeadas o rectangular.
Árbol-Maceta-Estilo-Carácter-Fuerte

Fig. 4. Relación entre árbol y maceta en cuanto al estilo.

  • Un árbol poderoso de aspecto áspero debe plantarse en una maceta de apariencia y carácter similares.

En general la maceta para el estilo cascada debería ser profunda o alta. En algunos casos debe emplearse un recipiente de profundidad media, pero nunca debe plantarse un árbol en cascada en una maceta plana. La longitud desde el vértice hasta el punto más bajo, y la altura de la maceta, no deben ser iguales.

Al seleccionar una maceta para el tronco doble, troncos gemelos, troncos múltiples, estilo balsa y plantación en grupo, debe elegirse una bandeja larga y plana. La longitud de la maceta debe ser aproximadamente un tercio o menos que la altura del árbol más alto. En ciertas ocasiones, la longitud del recipiente puede ser extremadamente exagerada para realzar un prado o asemejar el campo abierto. En el estilo troncos múltiples, la longitud de la bandeja debería ser 2/3 de la altura del árbol más alto.

La maceta para el estilo agarrado a roca debería ser semejante a la de troncos múltiples, pero su aspecto debe armonizar en tamaño y color con las características de la roca. Una maceta para estilo Bunjin puede ser extremadamente pequeña, redonda y plana, de modo que acentúe al árbol. La cerámica casera, hecha a mano, es también ideal si no está demasiado coloreada.

La mayoría de los árboles de hoja caduca o siempre-verdes de hoja ancha pueden plantarse en un recipiente esmaltado. El color se selecciona de acuerdo a las hojas, flores, pomos, frutos, vainas, etc. Un color pastel debería usarse para flores primaverales, y un color oscuro para un árbol que tenga un bello follaje otoñal.

Pueden usarse macetas antiguas esmaltadas, coreanas, chinas, japonesas para las coníferas y Bonsáis de hoja caduca. Siempre es permisible usar macetas sin barnizar para Bonsáis de hoja caduca.

Algunos Bonsáis de hoja caduca pueden plantarse en macetas más grandes y profundas, porque requerirán consideraciones adicionales debido a las condiciones de las raíces.

Puede plantarse un Bonsái sobre una roca en lugar de una maceta. No confundirse con Ishizuke o estilo agarrado a roca, lo cual es completamente diferente. La roca que reemplaza una maceta debe contar con los siguientes elementos:

  1. Debe ser dura con una superficie áspera, no demasiado suave o frágil.
  2. El color debe añadir a la planta, no restarle. Colores oscuros como el marrón o rojo oscuro son los más adecuados y se prefieren por encima del color blanco tiza o piedra caliza.
  3. La forma y tamaño no deben apoderarse del árbol. Las más populares son oblongas o en forma de bote (Funa-Gata). Las formas simétricas tales como redondo, cuadrado, triangular, que son profundas y gruesas no deberían usarse.
  4. El tamaño, longitud, anchura y profundidad deberían ser semejantes a una maceta. Las macetas con dibujos florales o paisajísticos no son recomendables si distraen la atención del árbol. Se considera adecuada una maceta profunda con caligrafía mostrando trazos delicados que combinan con las líneas de un árbol en cascada.

Y hasta aquí hemos llegado con las pautas y consejos de Naka. Como veis son muy exhaustivos y aunque en el mundo del Bonsái nada es absoluto, y existen ciertas reglas que pueden doblarse (que no romperse), si creemos que siguiendo estas líneas y sus conceptos básicos nos colocamos en posición de poder seleccionar la maceta que mejor le siente a nuestros árboles para mostrarlos en todo su esplendor. Cuidamos la estética y lo hacemos con criterios sólidos. Esperamos que este post os sea de utilidad. Nos vemos en la próxima entrada. Saludos!!!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: